sábado, 23 de febrero de 2008

Zapatero en León


Ayer comenzaba oficialmente la campaña electoral, y como ya es habitual, Zapatero ofrecía su primer mitin en su tierra, León. Ante un público de más de 7000 leoneses que abarrotaban el Palacio de los Deportes, Paco Fernández, Miguel Martínez, José Antonio Alonso dieron la previa al presidente Rodríguez Zapatero, que sin un solo papel en el atril, fue desgranando todas y cada una de las acciones, que desde el Gobierno de España, se han puesto en marcha en la Provincia de León, demostrando, una vez más, que estos cuatro años ha seguido muy de cerca la evolución de su tierra.

El INTECO, que convierte a León en referente estatal de las nuevas tecnologías y la comunicación, la ampliación del aeropuerto que permite la llegada y salida de aviones desde o hacia el extranjero, siendo el aeropuerto de mayor crecimiento de la zona noroeste peninsular, la Alta Velocidad y el soterramiento de las vías de Renfe, de las que se anunció la adjudicación de las obras para el próximo mes de abril, el Camf de San Andrés, centro de referencia estatal para la atención de minusvalías físicas, la UME de Ferral del Bernesga, la Ciudad de la Energía, el Palacio de Congresos... Proyectos éstos con los que se han creado más de 30 000 empleos en la Provincia e invertido la tendencia decadente en la que estaba instalada León desde hace tantos años.

Hace cuatro años, en el mismo escenario, ante un número de gente similar al de ayer, Zapatero prometió que trabajaría desde la Moncloa para situar a León en el lugar que por su historia, por su situación, y sobre todo, por la gente que la habita, se merecen. Hoy estamos mucho mejor que hace cuatro años, se han puesto las bases para sacar a León de los puestos de cola de todas las estadísticas, para recuperarlo del olvido, para asegurar su desarrollo económico, para garantizarle un futuro con posibilidades.

Pero aún queda mucho por hacer, muchos proyectos por terminar y otros nuevos por comenzar. Estamos ante la mejor oportunidad para ver culminar el desarrollo que nuestra Provincia se merece y sólo Zapatero tiene el compromiso firme de llevarlo a cabo. Por ello, el 9 de marzo voy a votar a Zapatero, voy a votar al PSOE, voy a votar con fuerza, pero sobre todo, voy a votar con ilusión y esperanza.